meditación-cristiana-80

Me siento inundada por el Espíritu Santo. Cada día que pasa advierto la manera en que obra en mi interior. Me he transformado en una persona más tolerante conmigo misma y con los demás. Me gusta colaborar con quien lo necesite, trato de no juzgar las acciones ajenas y de obrar con prudencia y equidad. La contemplación interna de la persona de Jesús y la lectura de la Biblia y de libros religiosos me han ayudado en ese sentido. Pero creo que debo expandir cada día más mi conciencia para que el Espíritu derrame sus bendiciones sobre mí con intensidad creciente.

Alicia Gundín

Leave a Reply

Your email address will not be published.