Estar abiertos al Misterio… me quedo con esa frase! Pensamos conocer lo real, lo vemos, estamos ahí. Tal vez lo que NO se ve es lo más real de la realidad. Lo invisible! El sentido final de las cosas, de la Vida misma, está más allá de nosotros y de lo que queremos “atrapar”. Empezando por nosotros mismos, nuestro “yo, por ejemplo. Abrirnos al Misterio…

Dani Roggero
Buenos Aires, Argentina

Si estás leyendo este artículo puede ser que este sea el medio en que Dios te llama para que vivas la experiencia de conocerlo desde tu corazón. Meditar es muy sencillo – pulsa aquí.