fatherjohnmain

´La meditación nada tiene que ver con el ensueño o la quietud pasiva,- tiene que ver con estar despiertos. Despertamos a la cercanía de Dios. Nos percatamos que el poder de la creación, que la energía de la creación, florece en nuestro corazón.

La oración, sobre todo, no es nostalgia sobre Dios. La oración es el llamado a la experiencia total de Cristo vivo cuyo propósito, de acuerdo a San Pablo, es “todo, por doquier, en acción”.

Es por eso que el ensueño o soñar despierto es una penosa pérdida de oportunidad así como una penosa encapsulación del tiempo.

El énfasis que hace San Pablo no es sobre la religión como una anestesia – pensando en un Dios ausente y así ausentándonos nosotros del momento presente para perdernos en un flirteo mojigato. Para Pablo, el llamado a una auténtica intuición religiosa a la humanidad es entrar valiente y totalmente al momento presente y allí llenarnos con la vida de Cristo vivo ´.

John Main
Del libro: “The Joy of Being”
Darton, Longman and Todd – London

PREGUNTA DE LA SEMANA
Basado en tu experiencia, ¿cómo le explicarías a un amigo en qué consiste despertar a la presencia de Dios?

Por favor manda tu respuesta a permanecerensuamor@gmail.com  Publicaré tu respuesta en este sitio web donde también podrás ver los testimonios de otros meditadores. Gracias!

Leave a Reply

Your email address will not be published.