bonito

La única posibilidad de expansión de nuestra conciencia profunda es que la misma opere a partir de un centro . Este último es como el famoso Aleph de Jorge Luis Borges. El núcleo que contiene a todos los demás, el punto de referencia en el cual convergen todos los sentidos.

Imagino a nuestro entorno como un enorme cosmos que van expandiéndose paulatinamente y en su centro más profundo, se halla Jesús. Y desde allí, va iluminando la totalidad de nuestra vida. Sólo necesitamos abrirle el camino y, para ello, debemos recurrir constantemente a nuestro centro porque sólo a partir de él, podemos ampliar nuestra conciencia y avanzar hacia el camino de la luz.

Alicia Gundín

Leave a Reply

Your email address will not be published.