johnmainosb

Es por eso que San Pedro nos dice que importante es honrar a Cristo en nuestro corazón. Arraigados en El, entonces nos arraigamos en el principio de la vida, en la misma realidad, y fundados en El, nada tiene poder sobre nosotros, ni siquiera la muerte. El reto es encontrar el camino hacia El encontrando un camino hacia nuestro corazón y que lo podamos honrar desde ahí. El camino de la meditación es consecuentemente un camino para aprender a morir a la ilusión, a la irrealidad, y así de esta manera aprendemos a resucitar con Cristo, a resucitar más allá de nosotros mismos y de nuestras limitaciones a la vida eterna. Es aprender esto ahora, hoy mismo, y dejar de posponer la vida eterna cuando nos vayamos al cielo. El Reino de los Cielos está aquí entre nosotros, y debemos abrirnos a ello porque, como lo dice San Pedro, debemos estar vivos en el Espíritu y estar totalmente vivos en la vida de Dios. Como cristianos, no debemos conformarnos con menos. Nuestra vida Cristiana no es cuestión de solamente pasar por la vida. Cada palabra en el Nuevo Testamento nos dice que es de suprema importancia que debemos vivir nuestras vidas en una continua expansión, expansión del corazón, expansión del Espíritu, creciendo en el amor y arraigándonos cada vez más en Dios. Cada uno de nosotros debemos entender nuestro potencial, que estamos expandiendo nuestro universo, por lo que cada uno de nosotros posee el potencial de energía-expansión no es nada menos que infinita.

En la misma carta de San Pedro él nos dice que debemos vivir una vida de orden, fundada en la oración, y nos dice que nos amemos unos a otros con toda nuestra fuerza. Este es el camino de la meditación – tocar la fuente de la vida, la fuente de la energía y del poder, para que así podamos vivir nuestras vidas en plenitud. Y lo hacemos honrando al Señor en nuestro corazón. Mira de nuevo lo que dice San Pedro:

“Y a ustedes, ¿quién les va a hacer daño si se esfuerzan por hacer el bien? Dichosos si sufren por causa de la justicia! >No teman lo que ellos temen, ni se dejen asustar . Más bien honren en su corazón a Cristo como Señor…. Por esto también se les predicó el Evangelio aun a los muertos para que, a pesar de haber sido juzgados según criterios humanos en lo que atañe al cuerpo, vivan conforme a Dios en lo que atañe al espíritu… así que para poder orar bien, manténganse sobrios y con la mente despejada. Sobre todo, ámense los unos a los otros profundamente, porque el amor cubre multitud de pecados”. (1 Pedro 3:13-15; 4:6, 7-8)´

 

One thought on “Expansión – Padre John Main, OSB

  1. Soy fiel a Jesús cada vez que soy tolerante con mis hermanos, tolerante activo , que no quiere decir “aguantarlos”, sino comprenderlos, escucharlos aunque estemos en orillas distintas; respetar sus derechos,aunque me cueste,sin pedirles nada a cambio. La intolerancia no nos permite desarrollar la fraternidad, si tenemos un destino común,una “casa” común, cómo es posible que no nos respetemos. Qué horrible sería el mundo si todos fuéramos iguales, si pensaramos igual, ¿todos grises?. Si justamente por eso es tan maravillosa la diversidad, porque a pesar de ella aprenderemos la aceptación. De otro modo…..qué aburrimiento!

Leave a Reply

Your email address will not be published.