Cómo experimento mi armonía divina?

Cómo experimento mi armonía divina? Vengo llegando de varios días en plena cordillera de Los Andes donde se siente el viento, el calor del sol, la fuerza de los volcanes, donde se camina sobre una lava caída hace años, donde la gente vive en silencio con esa fuerza de la naturaleza, las Araucarias, árbol de la region de la Araucania, bañan el suelo de los bosques con cáscaras de piñones, alimento de los araucanos y yo me sentí tan pequeñita frente a esta inmensidad de Dios. Me interné en el bosque de Araucarias, mis pisadas hacían crujir las cáscaras del suelo, abracé un inmenso árbol y sentí ese enorme silencio, que no es silencio porque hay música de la naturaleza. La potencia del agua en las fuertes cascadas y yo contemplando este regalo divino experimente la armonía de Dios, me llené de paz, silencio y sueño. Comí pan amasado del campo y bebí leche tibia de vaca y sigo agradeciendo al Señor la belleza que nos entrega, esa belleza que nos cambia internamente y que nos da la posibilidad de experimentar y estar en la armonía de Dios.

Ivonne Grimal

¿Te gusta el escrito de Ivonne? Siembra la semilla de la meditación cristiana compartiéndola entre tus amigos – dale a los iconos de abajo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.