tunelluminoso

Hace unos 15 años, vivía en China, y mi joven profesora de chino, educada en el más puro estilo ateo de Mao, un día me hizo una pregunta que me llevó a quererle demostrar que Dios existe.

Diálogo. No había perdido la fe, más bien nunca había oído hablar de ella.

Profesora China atea de por su educación: “Estás muy sola, ¿como haces para vivir así?”

Yo “no me siento nunca sola”

Prof. ” ¡pero no tienes a nadie de tu familia, tu marido viaja continuamente!”

Yo “nunca me siento sola”

Prof. “¿porque?”

Yo. ” Mira, vamos a hacer un pequeño ejercicio, ¿quieres?”

Prof. “si”

Yo ” vamos a respirar suavemente, en el silencio, (en las ciudades chinas nunca hay silencio), en el silencio de tu corazón.”

Y al cabo de un rato le pregunté:

Yo “¿no sientes dentro de ti algo que es más grande que tu misma?”

Prof.”si”

Y de allí fuimos hablando de la Presencia de una fuerza en nosotros, que llamamos Dios… Y luego de Jesus…

Françoise Schurr

Leave a Reply

Your email address will not be published.