Un gozo me alcanza

Un gozo me alcanza

Esta primavera, mi pequeño jardín se ha vestido de hermosura, rosas y más rosas cual ramos de imponderable belleza.

Grandes rosas turgentes, de distintos colores a cual más precioso, cuyos tersos y resplandecientes pétalos lucen con el transcurrir de los días los más diversos y asombros matices.

Respiro profundamente, agradezco, un gozo me alcanza, pleno de resplandor, paz y armonía, miro el límpido cielo, de cara al sol, cierro los ojos, despierta, se me permite estar en comunión todo lo creado, toda la hermosura dentro mio, o soy yo la que esta en esa hermosura? los pensamientos me abandonan, simplemente soy parte de la hermosura, de la Creación misma, del Amor.

Desde el amor infinito de Jesús y María,

Alicia Vinent

¿Te gusta el escrito de Alicia? Siembra la semilla de la meditación cristiana compartiéndola entre tus amigos – dale a los iconos de abajo.