¿Por qué es un gran regalo la sabiduría? Esta es su definición etimológica:

La palabra sabiduría proviene del latín. Deriva de sapientia, sapientiae que además del anterior significado en español, es inteligencia, juicio, sensatez, cordura, prudencia, filosofía y saber. Precisamente en latín esta palabra procede del verbo sapio, sapis, sapere, sapivi/sapui/sapii que originalmente significó tener sabor, saborear, tener buen gusto y también saber y tener sensatez, sentido común para juzgar las cosas.

Puede considerarse entonces, como el concepto etimológico de este término la sensatez, la prudencia para saber juzgar.”

https://diccionarioactual.com/sabiduria/

Pero también la sabiduría es un regalo o fruto del Espíritu Santo. Si combinamos su definición etimológica con la definición espiritual se nos abre un gran espectro de posibilidades.

Podemos tener una gran inteligencia “natural” por así decirlo, que se cultiva a través del estudio. Y también podemos cultivar la sabiduría espiritual a través de la meditación cristiana porque nos ubicará en el terreno correcto, en el terreno del Amor.

Los dos caminos combinados nos llevan a ver con claridad – a tener una perspectiva real de la vida en base a aquello que permanece. Y lo que permanece siempre es el Amor.

Lucía Gayón

Recibe los escritos sobre la meditación cristiana de Father John Main en tu correo – inscríbete a nuestros boletines

Leave a Reply

Your email address will not be published.