Hacernos a un lado

Existen otras forma de oración. Por ejemplo, nosotros como monjes pasamos un buen rato de nuestro día con la oración litúrgica. Todas las formas de oración nos llevan a la experiencia pura de Dios. Entonces la meditación no es en algún sentido, algo exclusivo. No estamos diciendo que no pierdas el tiempo rezando el Rosario o rezando el Breviario. Lo que estamos diciendo es: Entra en la corriente pura de la oración de Jesús. Lánzate a esa corriente por cualquier medio que te sea posible, así sea el Rosario, el Vía Crucis, el Oficio Divino o lo que sea.

Lo que decimos es: Para entrar a esa corriente de oración pura, debes trascenderte a ti mismo; debes renunciar a ti mismo. El aprender a repetir tu manta y aprender a disciplinarte en la oración diaria, es a lo que nos invita la tradición y el camino en que nuestra experiencia nos lleva en ese viaje con Jesús, por Jesús, al Padre.

La teología es que la oración es la oración de Jesús. Debemos hacernos a un lado para permitir su oración, como si fuera, total poder en nosotros. Tan pronto como nos percatemos que el Camino es la oración de Jesús, que ese es el Camino, entonces tu único desafío es hacerte a un lado lo suficiente para permitir que su oración sea super-eminente.

Lo que estás haciendo, por decirlo así, es lanzarte a su oración. Es muy difícil hablar sobre ello sin utilizar imágenes, pero la oración de Jesús es como una fuerte corriente que fluye entre Jesús y el Padre. Debemos echarnos un clavado en ello y dejarnos llevar por la corriente. Es la corriente del Amor, no una corriente de palabras. Es por eso que debemos aprender a estar totalmente en silencio. El mantra simplemente nos lleva más y más profundamente a ese silencio.

John Main
Del libro: The hunger for depth and meaning
Edited by Peter Ng
Medio Media, 2007 – www.mediomedia.org
Traducido por Lucía Gayón
Para la difusión gratuita de la Meditación Cristiana

PREGUNTA DE LA SEMANA

Tema libre – lee y escucha las palabras de Father John y comenta lo que salga de tu corazón.

Publicaré tu escrito en este sitio web donde podrás también ver las reflexiones de otros, lo que nos ayuda tanto en el compartir como en el aprender del otro. Manda tu reflexión a permanecerensuamor@gmail.com e indica el nombre de la ciudad y del país donde te encuentras.