Porque es un hermoso peregrinaje que te hace conectar con “la Fuente” a través del amoroso silencio contemplativo, repitiendo el mantra, en esa conexión el corazón se ensancha y te lleva a una vida cargada de sentido y compasión,no siempre es fácil y hay momentos de “acedia” como narraban los padres del desierto,pero la fe te hace seguir y sentarte cada día en Su busca avalada por el Espiritu. Gracias eternas Lucía Gayón por este amoroso y maravilloso servicio que haces.

Herminia Arocas Cánovas
España

Aprende a meditar – dale click a las imágenes que irán apareciendo desde este enlace.