john-main

´El mundo en que vivimos pasa. Todos lo sabemos, los reinados suben, tienen períodos de poder y luego se caen. Y la lección de la historia es que cuando se caen, se caen muy rápido. La sabiduría, en este caso, es tener la habilidad de identificar lo que dura, comprender lo que perdura y lo que es verdaderamente importante. Las primeras comunidades Cristianas comprendieron muy claramente que cada uno de nosotros poseemos, y lo poseemos en este momento, en esta vida, que hay un principio eterno en nosotros, algo en nuestro corazón que perdura para toda la eternidad – nuestro Señor Jesucristo. Por eso debemos “honrar a Cristo en nuestro corazón”.

Para poder vivir nuestras vidas bien no debemos deprimirnos al ver que el mundo pasa, que las civilizaciones se caen. No debemos molestarnos cuando vemos que en el mundo hay un gran caos. Todos lo sabemos – hay mucha confusión. Hay mucha gente confusa y también podemos ver que también en nuestras vidas tenemos períodos de confusión y de caos. Pero el desafío que cada uno tenemos, y que cada ser humano debe finalmente enfrentar, es el poder encontrar en el mundo real, en este mundo caótico y que pasa, la paz verdadera, el orden y la armonía adecuada y que permitirá dar sentido a las voces que compiten por nuestra atención. De nuevo, las primeras comunidades Cristianas veían esto con mucha claridad, pues lo sabían por su propia experiencia que Jesús mismo es el camino al orden, a la armonía y a la paz. Ellos sabían que El es el camino que nos lleva a la armonía resonante de la misma Trinidad, al orden, al supremo orden que está basado en el amor del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.´

Leave a Reply

Your email address will not be published.