butterflies2

Haciendo el bien, ayudando, apoyando a los demás. Platicar de Jesús Cristo, de sus enseñanzas, de su amor
hacia nosotros. Comentar sobre la meditación, de la fuerza de Jesús, de su energia infinita, que nos guia por el buen camino.

Como escribio San Pedro.
“Que para poder orar bien, manténgamonos sobrios y con la mente despejada. Sobre todo, amarnos los unos a los otros profundamente, porque el amor cubre multitud de pecados”.
(1 Pedro 3:13-15; 4:6, 7-8)

María del Rocío

Leave a Reply

Your email address will not be published.