colores3

Para mi la marea y el mar de fondo es el poder del Espíritu que nos lleva a lo profundo de nuestro ser que es donde nos percatamos, por experiencia, de la presencia de Dios en nuestro corazón.

Iglesia para mi es reconocernos, tú y yo, en la experiencia del movimiento del Espíritu Santo y del despertar a la presencia divina.

Ese despertar de que ambos estamos en la presencia de Dios se torna en amistad divina. Eso explica que podamos estar en esta pequeña gran comunidad de amigos, que sin conocernos en persona o que a pesar de las distancias geográficas, podamos identificarnos y gozar de este regalo.

Lucía

2 thoughts on “Iglesia, tú y yo – Lucía

  1. Queridos Hermanos en el Espíritu, pienso en estos momentos en las muchas veces que abandonamos el camino y nos quedamos en la orilla, sin darnos cuenta que en el fondo del mar hay un mundo de riquezas infinitas. Nos perdemos en la orilla y vagamos y ¿qué ocurre cuando las algas quedan el la orilla?… Pero nosotros sus hijos tenemos la posibilidad de ser rescatados y volver al mar, que está lleno de riquezas y ahí nada nos faltará.
    Doy gracias a Dios, por esta oportunidad que me da para reencontrarme con El, de reconocerlo en las cosas cotidianas que veo a mi alrededor, incluso en las cosa que para el mundo parecen negativas; olvidamos que un padre cuando quiere enseñar a sus hijos, los priva de sus golosinas o mesadas.
    Gracias a todos por permanecer en este mar de riquezas.
    Cariños,
    María Ester

    • Muy lindo tu escrito, María Ester – muchas gracias. ¿Me das permiso de publicarlo como post para que quede más relevante? De otra forma queda como comentario y no es tan visible.

      Dios te bendice,

      Lucía

Leave a Reply

Your email address will not be published.