La compasión no es sentir lástima

La compasión no es el sentir lástima o pena por el otro sino ayudarlo, protegerlo con amor. Como el Señor protegió a su pueblo sacándolo de Egipto y cuidándolo a lo largo del camino. A los niños y ancianos se les protege por amor no por compasión y pena mirándolos en menos sino por una compasión comprometida en el amor, el cuidado, la caricia y la bondad hacia ellos.

Ivonne Grimal

¿Te gusta el escrito de Ivonne? Siembra la semilla compartiéndola entre tus amigos – dale a los iconos de abajo.