´Hay un peligro real en la capacidad de teorizar elocuentemente acerca de Dios y lo divino, si esta teorización se basa sólo en la teoría y nunca en la práctica. Pero la teoría, la teología, tiene un valor real, y es necesario que esto quede claro. Lo que Jesús ha hecho por nosotros, en el lenguaje del Nuevo Testamento, es enviarnos su Espíritu para que viva en nuestros corazones. Su Espíritu está abierto en amor a Dios Padre. Y si nosotros estamos abiertos en amor al Espiritu de Jesús, también somos transportados al amor del Padre, con Él y por Él.

La conciencia humana, o sea
la conciencia personal de cada ser humana individual
es llamada a una infinita expansión,
a un infinito desarrollo.

En sentido esencial de todo el proceso humano es ser invitados a una madurez plena, sólo podemos llegar a tal madurez si nos encontramos con la conciencia de Jesús y respondemos a ella. Lo que Jesús ha hecho, lo que ha logrado en su vida, es, en efecto, incorporar lo divino dentro del ambiente de cada hombre y mujer vivos. La pregunta sigue siendo: ¿Cómo abrimos nuestra conciencia humana a la conciencia humana de Jesús? Es en este punto donde pasamos de la teoría a la meditación.

Al meditar intentamos desarmar las barreras que erigimos a nuestro alrededor y que nos separan de la conciencia de que Jesús está presente en nuestro corazón.

Meditando, comenzamos el proceso
de derribar el yo y su persistente intento
de ubicarnos en el centro.´

John Main
Del libro: Maranatha, Camino de la Meditación
Editorial Lumen, Argentina
Título original: The Heart of Creation
Darton, Longman & Todd Ltd.

PREGUNTA DE LA SEMANA
¿Qué es o cómo asumes o abres tu conciencia a la conciencia humana de Jesús?

Por favor envía tu respuesta a permanecerensuamor@gmail.com – la cual, si nos permites, será publicada en este sitio web.

Leave a Reply

Your email address will not be published.