cascadaaguaazul

Amig@ la Fe es esa embarcación en la que subimos, cuando el mar de la adversidad nos lanza furioso contra la desesperanza. Entonces viene el barquero, el gran Maestro, que con su mirada nos envuelve, nos dice “No temas”. Nos toma de la mano y de su voz se escucha un “Sígueme”. En la oscuridad de la Noche lo vemos caminar sobre el agua. Aquietar la tormenta y hacernos creer en lo que creíamos imposible “que nos ha elegido” y con su elección ya no hay soledad…tan solo estamos en la misma barca en que viaja el Padre, en su compañía nuestra Fe ha renacido.

Leomaris

Leave a Reply

Your email address will not be published.