floresenagua

La Gracia es un don de Dios. Y que Él entrega gratuitamente a cada uno de nosotros. ¿Cómo hacemos para recibirla?¿Dónde podremos hallarla? La Gracia divina se encuentra en lo más profundo de nuestro ser, esperando que nosotros accedamos a ella.

Primero debemos silenciarnos, aquietar nuestra mente. Y pronunciar el nombre de Jesús u otra palabra que hayamos elegido con el objeto de no dispersarnos. Y practicar esto con disciplina todos los días, si es posible, a una misma hora y en el mismo lugar. Poco a poco, nos veremos impregnados de Ella. Es así como estaremos inundados de Gracia. Y lo más maravilloso es que Ella se derrama dentro de lo más profundo de todos los seres humanos, no de un grupúsculo de elegidos.Todos somos seres de Luz.

Alicia Gundín

Leave a Reply

Your email address will not be published.