JohnMain

´La Iglesia ha intentado convencer a la mayoría de sus contemporáneos de que puede satisfacer el hambre de experiencia de Espíritu con las riquezas de su propia vida y sabiduría, pero ha fracasado. Pero en su intento ha revelado que lo que tiene que hacer no es simplemente decir algo o hacer algo sino enteramente ser algo.

La Iglesia debe conocerse a sí misma con el júbilo del autoconocimiento que produce la frecuencia correcta y que atrae hacia sí misma las señales dispersas de sus contemporáneos perdidos. Esa frecuencia no es menos que la vida del Señor Resucitado, viva en el corazón de cada ser y que atrae a todo ser a la percepción consciente de sí mismo. La Iglesia conoce esta vida en el centro de su ser, la cual está en armonía con el centro de todo ser. La visible y multifacética Iglesia es por lo tanto, la forma visible del Señor Jesús glorificado y universal. La frecuencia de la persona de Cristo. Es una comunicación personal hecha con la autoridad del conocimiento real.

Es este tipo de conocimiento íntimo y auténtico el que nuestros contemporáneos están buscando. Y buscan esto mucho más seriamente que viajes de placer o `experiencias´ alucinógenas – esos fenómenos superficiales de interés periodístico, que los medios nos alientan a identificar con la conciencia religiosa de nuestro tiempo.

Por supuesto que las distorsiones fácilmente pueden tener lugar. La búsqueda de conocimiento – la clase de conocimiento al que San Pablo constantemente exhortaba a la Iglesia primitiva a adquirir y profundizar – comienza con una intención buena y pura pero también requiere una seria disposición a la disciplina, paciencia y ascesis. La palabra gurú significa `aquel que es estable´ y es esta cualidad de firmeza, estabilidad y el peso de la experiencia sabia, lo que se necesita para que la búsqueda de realidad espiritual sea concluida exitosamente, si, como dijo San Pablo, vamos a correr la carrera y ganar el premio. La profunda conciencia religiosa de nuestro tiempo és reconoce esto – y por consiguiente admite la búsqueda de gurúes en casa y en el extranjero.

Pero ¿dónde está la orientación de la Iglesia, su firmeza, su estabilidad, su sabiduría y su experiencia del poder siempre presente del gurú, el Señor mismo? (continuará)

Extracto de: Comunidad de Amor, de John Main
Traducción: Noelia Valenzuela y Mary Meyer
Revisión: Marina Müller
Regalo de Enrique

Leave a Reply

Your email address will not be published.