manos3

´De esto se trata la fe. De abrir nuestros ojos a la gran realidad que Jesús nos revela, quien nos revela al Padre. Quitamos nuestras miradas hacia nosotros mismos. Cuando meditamos dejamos de estar preocupados de nosotros mismos de nuestra perfección, de nuestra sabiduría, incluso de nuestra felicidad. Nuestras miradas están fijas en Jesús y de El recibimos todo, literalmente, todo. Debemos hacer la carrera y despojarnos de todas las dificultades que podamos tener, cualquiera que sean. Jesús – por la búsqueda del gozo que le esperaba, dio todo de sí en la cruz, haciendo ligera su pena, y ahora está sentado a la derecha del trono de Dios.

La meditación aligera nuestro corazón pues aprendemos que solo hay algo esencial en la vida y consiste en abrimos y entrar en armonía con el autor de la vida, con la Palabra de donde se genera nuestra vida, con el Hijo encarnado de Dios, con nuestro Señor Jesús. Nuestra fe es la fe que está descrita en el término de los evangelios sinópticos llamado “el Reino de Dios” y el Reino de Dios es simplemente el poder de Dios en su trono en nuestro corazón. Esto es lo que nos hace ligeros de corazón y esto es de lo que se trata la alegría Cristiana.´ Father John Main

Es un gusto recibirte en este grupo, Daniel Alexandre! Que estas palabras de Father John sean tu guía para mantener tu visión en el Misterio de su Amor!

Lucía

Leave a Reply

Your email address will not be published.