meditación-cristiana-75

´La palabra que te recomiendo para que repitas está en Arameo y es la palabra Maranatha, la cuál debe decirse interiormente, sin mover los labios, y debes de resonarla, del principio al fin de tu meditación. La meditación es un proceso de crecimiento, de crecer concientemente, y como todos los procesos de crecimiento, tiene su propia velocidad y su propio ritmo. Hay que arraigar el mantra a tu corazón. Jesús hablaba con frecuencia que la Palabra del Evangelio debía arraigarse en el corazón de los hombres y mujeres y lo decía cuando se refiere a la semilla que cae en tierra fértil. En otras palabras, todo tu ser se involucra en este proceso. Tú repites y resuenas el mantra y por tu fidelidad de hacerlo cada día, la arraigas en tu corazón y una vez arraigada, esta florece. De hecho florece. Y la flor de la meditación es la paz, una paz profunda. Y es una paz que surge de la armonía, de la armonía dinámica que encuentras cuando haces contacto con la base de tu ser, pues lo que descubres es que el mantra está arraigado en tu corazón, en el centro de tu ser, y tu ser está arraigado en Dios, el centro de tu ser.´ – Father John Main

Es con alegría esta mañana que damos la bienvenida a Gabard. Aqui en este grupo nos acompañamos meditando y también compartiendo nuestra experiencia, dudas, preguntas, etc. Mil gracias por llegar!

Lucía

2 thoughts on “La meditación es un proceso de crecimiento – John Main

  1. En mi dia a dia voy constatando la presencia del Espiritu, Mi calendario es una oportunidad de agradecer a mi Padre/Madre, Dios. por estar un día más , mas cerca de El. Cuando cada mañana agradezco por el nuevo día: agradezco por este día que me acerca más al “encuentro definitivo”. Trato de ponerme en Su presencia, a través del ejercicio de la Meditación (Maranatha) y este gesto, me ayuda a dirigir mi pensamiento, mi palabra y mis actos de vida y encuentro con lxs demas, bajo la guía del Señor. Bendigo a Dios, Padre/Madre, por haberme conducido ha conocer este Método, que me va “amoldando” a la voluntad suya. No hay prisa. El tiempo viene a mi favor, no depende de mí. Yo si puedo compartir que cada vez me siento mas libre y liberada de las espectativas , que siempre me han lastrado. La gracia del Espíritu hace posible que esto sea. Os deseo paz y bien en todas vuestras 24h.

    • Hasta hoy vi tu hermoso escrito, Rosa – lo voy a publicar para que no quede como comentario, sino para que todos lo puedan leer. Mil gracias!

Leave a Reply

Your email address will not be published.