La paciencia es un Don

Creo que la paciencia es un Don, un don que debe practicarse continuamente en nuestra vida, la paciencia nos ayuda a sociabilizar a darnos los tiempos exactos para actuar acertadamente. La paciencia es un estado de tranquilidad. Con paciencia logramos llevar a cabo la meditación que en forma personal es un estado de paz concentrado en lo que más importa, en la escencia de nuestra existencia, y que nos ayuda inmensamente a continuar nuestra hermosa vida.

Lucero Andrade Ostendi

¿Te gusta el escrito de Lucero? Compártelo con tus amigos e invítalos a iniciar el camino de la meditación cristiana – dale click a los iconos de abajo de las redes sociales.