imagui

¿Es posible que la soledad desaparezca en el ser humano?

Parece ser que en Jesús se mantuvo hasta el último suspiro. Soledad fue el sentimiento que le acompañó toda su existencia humana. ¿Y cómo no sentirse solo?

Sólo el amor de su Madre y de María Magdalena le acompañaron, hasta donde fue posible. En la agonía no hay compañeros…se medite o no. Podemos mejorar nuestras relaciones, ser más tolerantes, ampliar nuestras amistades….pero la soledad será finalmente nuestra consejera y el silencio el único lenguaje posible con ella.

Federico Romeo Ruiloba

Leave a Reply

Your email address will not be published.