La libertad para mí es la expansión de cada uno de nosotros en cuanto seres humano, el intento de trascender nuestros propios límite. Este itinerario nos demanda superar las restricciones que nos impiden desarrollarnos en plenitud. Y allí parece la meditación contemplativa que nos ayuda a anclarnos en el tiempo presente, nos permite silenciar aquellas trabas que, inconscientemente hemos ido formando a lo largo de nuestra vida, y abrirnos a la experiencia de Dios.

Alicia Gundín

Leave a Reply

Your email address will not be published.