arboles2

La libertad para mí es cuando experimento que hago la voluntad del Señor.

Únicamente la descubro en la exigencia que se me pide, que va aumentando con la meditación, hacia la entrega a los demás de una manera cada vez más incondicional. Además no es una exigencia que sea como un peso, sino todo lo contrario, es una exigencia gozosa y que la llevo con alegría.

Pilar

Leave a Reply

Your email address will not be published.