Lo único que debe importarnos

El hombre o la mujer de oración es un hombre o mujer en comunión, en comunión diaria con el Amor, en comunión más profunda con Dios. Así pues, no permitas que ningún tipo de juicio materialista te desvíe.

No te preocupes por el éxito
ni por hacer progreso
o lograr resultados con la meditación.

Lo único que debe importarnos es meditar a diario y decir la palabra sagrada de la mejor manera posible. Recuerda que decir la palabra sagrada es como mirar con el ojo que mira directamente más allá, que se ve a sí mismo, pero ve lo que está más allá. Lo que se ve es la infinitud del Amor de Dios, nuestro propio sentido y valor, al ser convertidos en realidad mediante la luz del Amor. Y esta visión es para todos, para todo el que sea, que quisiera ser plenamente humano, plenamente él mismo y amar plenamente.´

´Que el Señor dirija vuestros corazones hacia el Amor de Dios y a la estabilidad de Cristo’ (Ts 3,5).

John Main
Del libro: Maranatha, Camino de la Meditación
Editorial Lumen, Argentina
Título original: The Heart of Creation
Darton, Longman & Todd Ltd.

PREGUNTA DE LA SEMANA

¿Qué es lo que más te gustó de este escrito y por qué?

Publicaré tu escrito en este sitio web donde podrás también ver las reflexiones de otros, lo que nos ayuda tanto en el compartir como en el aprender del otro. Por favor manda tu reflexión a: permanecerensuamor@gmail.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.