callescalera

Siendo uno con el Padre Eterno a travès del silencio de la meditación profuna, veo a mis semejantes como Jesucristo nos enseña en su palabra mediante su ejemplo que nos invita a beber de su agua viva, que representa el ver a los demas con los ojos de nuestro espîritu; con un amor inocente que mira como un niño, sin prejuicios y solo con un amor infinito y lleno de alegría que ve en cada uno la conexiòn con el amor de Dios con nodotros que nos hace uno con Él.

 

Alejandro Almazán

Leave a Reply

Your email address will not be published.