meditación-cristiana-86

En el 2015 cambié de Comunidad. Del Colegio de la ciudad de Las Piedras vine a la Ciudad de Canelones donde tenemos también Colegio. Aquí me ofrecí para comenzar con grupos de Meditación si les parecía bien. Gracias a Dios les gustó la propuesta y se hizo la invitación a las familias. Respondieron unas cuarenta familias. Formamos tres grupos. Niños de quinto y sexto. Cuarto y tercero y el grupo de niños de primer año surgió a pedido de una niña de seis años, preguntando si no podía ella ir a meditar. Invitó compañeras, buscaron el día y hora. Se concretó el grupo. Comenzamos no bien respondieron los padres.Participan con gusto. Con alegría. Con entusiasmo. De mi parte, disfruto meditando con ellos. Unos meditan en su casa. Otros dicen que les enseñan a su madre o tía. Los días de meditar, ellos vienen espontáneamente. La experiencia de este año, como en el Colegio de Piedras, muy positivo. Logran meditar, poco a poco. Mi evaluación fue muy rica. En la Parroquia tengo otro grupo, a pedido del Párroco que invitó y explicó a los padres. También en la Parroquia participan con ganas y entusiasmo. Son unos veinte niños. Estoy contenta. Otra vez gracias.

Hna. Carmen. ( Salesiana )

Leave a Reply

Your email address will not be published.