caminosdelbosque

“Por más que trato, no puedo poner la mente “en blanco”.

Respuesta de Esther Carrera:
La meditación cristiana no trata de poner la mente en blanco sino de aquietar el ego las preocupaciones es vaciarse para que Dios llene ese vacío existencial que sólo su Amor lo puede llenar y regalarnos La Paz interior

Respuesta de Alicia Gundín
Le sugeriría a mi amigo que comience por percibir las sensaciones de su propio cuerpo. En una posición cómoda, que empiece a vivenciar la parte superior de la cabeza del lado izquierdo, luego la frente, los maxilares, el cuello, el tórax, los brazos, las manos, las piernas y los pies. Y que repita lo mismo del otro lado. Que no haga ninguna reflexión, sino que se limite a observar simplemente. Y que se despreocupe por la respiración. Después de un tiempo suficiente, le pediría que me comente lo que experimentó . Por este método, que yo practico desde hace mucho tiempo( más de 30 años), uno consigue permanecer anclado en su propio cuerpo( que siempre se mantiene en el presente).Además, la respiración se va haciendo más lenta y profunda y se automatiza la respiración abdomina.

Respuesta de Lucía Gayón
Poner la mente “en blanco” es imposible, tendríamos que estar muertos. Pedirle a la mente que se ponga en blanco sería equivalente a pedirle a los pulmones que dejen de respirar. La mente siempre está activa – imagina, piensa, reflexiona, recuerda, planea y hasta sueña – así nos equipó Dios. El gran mérito de la meditación consiste en que al percatarnos de esa actividad mental simplemente volvamos a la repetición de nuestro mantra, así sean mil veces.

Respuesta de Gloria Angel
Le diría que meditar no es querer poner la mente en blanco, el acto de meditación es un sentimiento de amor es como cuando deseas profundamente ver a una persona la cual quieres mucho y al encontrarte con ella no se hablan se miran se abrasan están juntas , eso te hace sentir bien , correspondida . La meditación es eso un encuentro personal con Jesús en el cual tu te sientas junto a El disfrutando su compañía, no tienes que hablar ni pensar solo sentir que tu alma esta con tu Señor el cual te ama y tu amas, solo necesitas saber que puedes estar a su lado espiritualmente y cuando vuelves de ese encuentro, en tu vida estará todo bien. No hay nada mas perfecto que el amor de tu Señor y si te da esos momentos para estar contigo ¿ Que mas puedes pedirle a la vida?

Leave a Reply

Your email address will not be published.