Meditar, misión imposible?

Meditar, misión imposible?

Tratar de integrar la Meditación Cristiana a nuestra vida, es como una misión imposible – por eso que nos cuesta trabajo. Pero si tratamos de integrar nuestra vida a la Meditación Cristiana, se nos abren las puertas de lo posible.

Esto sucede porque cuando damos prioridad a la Meditación Cristiana, no solo es a la práctica, sino al mismo Dios. El tener a Dios en nuestra mente, se hace la conexión con el alma y de ahí, con todas las posibilidades.

Descubrimos que perdemos mucho tiempo haciendo cosas poco importantes. Entonces despertamos y al hacerlo, se nos abre el Cielo!

Lucía Gayón
Ixtapa, México

Ponemos a tu servicio un medidor del tiempo para tu meditación. Por favor pulsa aqui.