´Dios es Amor, y el que permanece en el Amor permanece en Dios, y Dios permanece en él.´

1 Juan 4, 16