"Nada sucede" es un desafio...

“Nada sucede” es un desafío que enfrento al meditar, puesto que me muevo en escenarios donde la condición de posibilidad de toda acción debe ser siempre un efecto. Entonces, dentro de lo que puedo hacer cada día siempre se está en función de alcanzar un objetivo, de generar una consecuencia, en fin. Ahora en la práctica de la meditación cristiana se plantea que “Nada sucede” como un principio esencial para vivir a profundidad la experiencia. Y creo que esa es la riqueza, es lo que envuelve el tesoro de la libertad interior desde donde es posible ser testigo de la acción creadora y creativa del Espiritu Santo. “Nada sucede” es aceptar ser vasijas vacias, es renunciar a lo establecido para dar libertad a la gracia, a la acción divina.

Sandro Cuesta

Dejaste de meditar por algún tiempo? Re-inicia sabiendo que es el Espíritu Santo que ora en ti. Ven a nuestra Capilla Virtual.

Leave a Reply

Your email address will not be published.