lagoespejo

En mi caso personal no espero nada, mejor dicho, antes de meditar tal vez esperaba o anhelaba cosas, deseos, situaciones, sucesos… pero luego entendí que las esperas no son buenas, y ellas muchas veces nos hacen daño, por eso aprendí a aceptar lo que cada dia acontece, como regalo de Dios que a cada instante guia nuestro camino por el sendero que tiene preparado para cada uno de nosotros… y en El confío plenamente !!!!

Su Margot

Leave a Reply

Your email address will not be published.