La soledad, que amarga y profunda puede llegar al ser. Se puede estar completamente solo rodeado de personas y se puede no sentirse solo sin nadie a tu lado. Para mi la perspectiva de la soledad es una vida sin sentido de pertenencia, pero de una sencilla y global.

El ver como todo nos une, queramos o no, es una perplejidad. Ejemplo de ello es este medio. El cual a la vez nos da sensación de compañía y a la vez aísla. Mirar a nuestro alrededor es un ejemplo. Con nuestra “caja de individualidad” que es el móvil, podemos estar parapetados, de forma anónima tras el,o en un púlpito virtual.

No, no nos sintamos solos, aunque todo apunte a ello ,sociedad, política etc. Hay, siempre ha habido y habrá alguien que nos quiso antes de ser, nos quiere y espera.

Abandonemos al Señor y busquémoslo siempre. El está ahí y nunca estaremos solos.

Miguel Angel Santana

Leave a Reply

Your email address will not be published.