arco_iris_del_vitral_pegatina-rf836890bf91d4b9db49c2acb9b030ca2_v9w05_8byvr_324

Creo que todas esas razones son excusas, para a mi la realidad es que somos débiles y no queremos mantener un vinculo permanente de meditación, somos como las semillas que cayeron entre los cardos y las espinas no las dejaron crecer bien. Creo que no hay que buscar excusas, es necesario sabernos pecadores, fariseos, pedir perdón y volver a empezar, con la seguridad de que volveremos a caer pero Jesús está siempre en nuestro corazón llamando para que lo dejemos entrar.

Raúl Monsalvo

Leave a Reply

Your email address will not be published.