meditación-cristiana-87

Respondiendo a tu pregunta, diría que el escrito me confirma que la Meditación Cristiana es una forma de orar, coincidiendo con la expresión de Walter Hilton “Tú, tú mismo no hagas nada. Tu simplemente le permites hacer su trabajo en tu alma”. Considerando la oración como una íntima y santa comunión con la fuente de nuestro ser y no como un acto de ruego, pedido o súplica. Estoy cierto que cada esfuerzo nos conduce a dar un pequeño paso en el camino de la iluminación. La vida me ha demostrado que nada que valga la pena se obtiene sin esfuerzo.

Rodolfo Castillo

Leave a Reply

Your email address will not be published.