Para mi meditar es...

Para mi meditar es regalarle al Señor mi esfuerzo de hacerme uno tiempo solo para El. Aunque no sienta nada durante la meditación, confío en que El la hará fructífera, aunque yo no sepa cómo.

A veces durante el día siento más Su presencia que antes, creo que esa es su respuesta a mi meditación.  Eso por ahora, seguramente habrá más regalos si persevero.

Bendiciones,

Isabel Pinón

¿Te gusta el escrito de Isabel? Siembra la semilla de la meditación cristiana compartiéndola entre tus amigos – dale a los iconos de abajo.