Pensar o experimentar a DiosPensar o experimentar a Dios

Una de las principales distinciones que debe hacer toda persona que quiere tener una auténtica experiencia de Dios es distinguir entre pensar en Él y experimentar su presencia. El pensamiento, y la reflexión que va unida al mismo, no nos permiten llegar a percibir la naturaleza auténtica de Dios. Esto sólo se consigue con la vivencia, la intuición íntima, la contemplación de su persona. Por eso, los filósofos y los que emplean métodos racionalistas fracasan en su intento de llegar a Dios. Él puede llegar a impregnar todo nuestro ser si nosotros le abrimos el corazón y eliminamos los obstáculos que se interponen entre nosotros y Él . Eso obstáculos provienen de la mente racional y el ego inconsciente.

Alicia Gudín

Leave a Reply

Your email address will not be published.