floresenagua

Permanecer en el Amor es la energía que se da en el estar enamorado. Es ese estado de felicidad de amar y ser amados por alguien; respiramos su nombre; evocamos su imagen; sentimos su presencia real; está en nuestros pensamientos, sueños, acciones – habita en nuestro inconsciente – reside en nuestro corazón. Evoca sonrisas; evoca una alegría infinita; evoca la energía del nuevo día; camina con nosotros.

Jesús se hace persona en la persona amada. Lo podemos abrazar en aquel que amamos. Jesús nos abre la perspectiva de la inclusividad y el Amor que recibimos a través de aquel que nos ama es el mismo Amor de Dios.

Necesitamos nutrir el Amor del Amado en el amado – necesitamos la señal humana – tocarlo, verlo, sentir su voz, compartir, deleitarnos en su ser, – en su divinidad.

Necesitamos nutrir el Amor del amado en el Amado – necesitamos la señal divina – el silencio, la comunión, lo que procede de lo invisible – en la Palabra, compartir – deleitarnos en su Ser – en su humanidad.

Estamos llamados para siempre a Permanecer en el Amor – despertar cada día a este estado privilegiado y seguir permanenciendo pase lo que pase.

Lucía Gayón

Leave a Reply

Your email address will not be published.