pan-y-vino

De un momento a otro, tuve la experiencia del Amor de Jesús…creía en Dios…creía que creía…y no tenía muy claro “qué era Dios” pero a partir de un acontecimiento personal, me di cuenta que una cosa es creer y otra muy diferente es tener la experiencia de Dios, del amor de Jesús, de tener la certeza de que todo lo que había escuchado…era cierto, que lo que Jesús anunció era cierto, Vivo se quedó para nosotros, cómo explicarlo? Son experiencias que transito como gracia de Dios, como regalo de esta vida que tengo…entiendo ahora “quién es Dios”?…creo que el hombre no recibe a Dios con el entendimiento, ahora siento dónde anida Dios…por fuera y por dentro de mí, hondamente…y permanezco en su Amor en cada respiración…porque es desde donde fui creada…porque la unión con Jesús que me habita es tan inmensa que estoy siempre en diálogo fecundo…Jesús es mi maestro…late conmigo y lo encuentro en todo y en todos…es mi fuerza salvadora…es quién me permitió perdonar y sanar….ese es el milagro…la conciencia se abre y ves todo de otra manera y aún en los momentos más dolorosos, Él me sostiene, en su Amor.

Leave a Reply

Your email address will not be published.