JohnMain

´Aprender a meditar es la cosa más práctica del mundo. Requieres solamente de una cosa para iniciar. Esto es querer seriamente aprender a meditar. El proceso es muy sencillo. Una de las preguntas que se hacen muchos meditadores es ¿porqué meditar? Llegamos a la meditación porque un profundo instinto nos dice que no podremos encontrar la satisfacción total en el consumo o la producción ni tampoco encontraremos sentido fuera de nosotros mismos. Tenemos que empezar con nosotros mismos.

El mensaje central del Nuevo Testamento es que solamente hay una oración y que esa oración es la oración de Cristo. Esta es una oración continua que ocurre en nuestro corazón día y noche. John Main describe esta oración como la corriente del amor que fluye constantemente entre Jesús y su Padre. Esta corriente de amor es el Espíritu Santo.

John Main tiene la convicción de que la tarea más importante para lograr la plenitud de la vida humana es el abrirnos lo más que podamos a esta corriente de amor. Para poder hacer esto debemos aprender un camino, el camino al silencio – a la quietud – y esto se logra por medio de una disciplina exigente.

John Main habla de los muchos aspectos de la oración en silencio; el camino del mantra, renunciando a las distracciones, la plenitud de la vida en el amor y en el silencio. Uno de los puntos más impactantes de este libro es su énfasis en la sencillez, en la trascendencia de la auto-conciencia y el de ir más allá de las “técnicas” de la oración.

John Main se convirtió en un monje Benedictino después de haber trabajado para el Servicio Colonial Británico en el Lejano Oriente y de haber sido conferencista sobre Derecho Internacional en el Trinity College de Dublín. En 1977 dejó la Abadía de Ealing para fundar el Monasterio Benedictino de Montreal, una comunidad de monjes y de laicos que buscaban llegar la profundidad de la vida monástica Benedictina en un centro urbano, el cuál se convirtió en un centro internacional de seguidores de la oración y de la meditación. El dio estas pláticas antes de su muerte en 1982.´

Extracto de: Moment of Christ, del Padre John Main traducido por Lucía

 

Recibe nuestro boletín gratuito con los escritos de Father John. Por favor pulsa aqui para llenar el formulario de inscripción.

2 thoughts on “¿Por qué meditar?

  1. Permanecer en el amor:
    Pensaba antes que era facil y seguir estereotipos de costumbres, como me fueron inculcados desde niña. Que el amor era obediencia, primero a los padres, luego a la familia y las clasicas palabras de advertencia, cuando te cases por amor, deberas obedencia a tu esposo, porque tu serás de el. Al paso de años y experiencias con los hijo, y sociedad, no comprendia del todo que era el amor, pues con los hijos despierta ese verdadero amor que Dios nos da para protegerlos y guiarlos, y lo demas se iva dando. El AMOR DE DIOS, EL VERDADERO, lo palpo, cuando mi esposo sufre un terrible accidente, y el medio de terapia intenciva me dice, “Usted cree en un poder superior, pues es hora que le pida por su esposo, porque la medicina ha hecho todo lo que podias, ahora esta en manos de Dios”. me quede en la nada, sin contestar, sin saber que decir, ni de que hablar, solo viendo todo lo que pasaba y sin ver. En mi mente empeze a ver una luz que se fue aciendo mas calida, recuerdo que queria llorar mas no podia, pensaba en mis hijos pequeñitos que se abian que dado con la vecina, recorde que habia una iglesia a la vuelta del hospital, y esa luz me llevo alla, entre y no habia nadie (segun yo). me hinque frente al altar y solo le dije, “Que voy hacer, sus padres van a pensar que no lo cuido y que tengo yo la culpa de lo que le paso”, tonta pensando solo en mí, en mi seguridad. No se de donde senti un abrazo, me llevo a sentar a la banca y pidio que le contara todo lo que me pasaba, asi lo hice, y fue conmigo a darle la unsión de los enfermos a mi esposo en coma profundo. Fuimos por mis dos hijos, me llevo ami casa. y me “Dijo recuerda que no estas sola y que Él apesar de que tu no lo veas y muchas veces no lo sientes, siempre esta contigo, y sabes me dijo que tu esposo, va a vivir, tardara un tiempo en cambiar y dejar el alcohollismo, pero que si tu intentas conocero a Él, como lo conocias de niña, el te ayudará a esperar ese cambio solo tienes que confiar.”, le di las gracias y se fue, con una gran sonrisa y abrazo profundo que me dio. pasaron tantas cosas y entantos años despues, en verdad un día que ya no podia con mi situación, y viviendo ya en estado original donde nací, fui a mi iglesia donde me bautizaron y frente a la imagen de Jesús, en su advocación del Señor de la Cañita, le dije ” heme aqui señore, tu bien sabes quien soy, todo de mi lo sabes, ya no puede con mi esposo y la situación que estamos pasando, el siempre me amenaza que si se cura su alcoholismo, nos abandora, sabes creo que tal vez empiezo a entender, y te pido lo siguiente, “Si para que el cambie y deje de tomar y hacer tanto daño emosonial e que nos abandone, pues lo acepto, que nos abandone, pero que se salve, y a mi y amis hijos danos paciencia, fe, y aceptación de esto que te pido, Cuando a que hora lo haras tu no lo se, pero hoy te pongo nuestras vidas en tus manos y se que asi, lo haras, poco he tratado de aprender de ti, pero si tu diste todos por mi como te estoy viendo, que cobarde soy yo para no hacer los mismo siguiendo tu ejemplo y por mis hijos y por mi, ya me voy por hoy, pero seguire viniendo aplaticar contigo, Gracias por todo lo que te he dicho y espero la respuesta, solo dame mucha paciencia”. y Dios al mes de mi petición me concedio el gran milagro mi esposo lleva ya casi veinte años sin tomar, no nos abandono, nos a costado mucho la integración familiar, pero la hemos logrado tengo dos hijos responsables, una familia que me dice que aguante, y lo mas hermoso que me regalo que me invito a formar parte de ser Catequista, se imaginan yo catequista la esposa de un borracho como dice la sociedad, no ha sido facil, he tenido problemitas, pero cuando eso pasa, voy a estar enfrente de Él, y en cada mancha de sangre, en esad coranas de espinas, con esa cañita que le digo que me de uno para que yo entienda lo que Él quiere que haga, veo sus ojos llenos de amor, paz, y comprensíon, Ese amor que se da, porque sencillamente se da-porque Él nos lo da, a si sin mas, porque DIOS NOS AMA, ASI COMO SOMOS, Y EN VERDAD ESTA CON CADA UNO, DE NOSOTROS, AUQUE NO LO VEAMOS, NI LO SINTAMOS, El amor es todo.

    • Hola Martha Imelda:
      Gracias por compartir tu hermosa historia de fe y confianza en el Señor. Qué maravilla que puedas percatarte de su presencia, no solo cuando ocurren cosas difíciles, pero cada día de tu vida. Por eso, El nos invita a nuestra capilla interior para estar con El – sin pedirle cosas; El ya sabe qué necesitamos. Simplemente estar en su amorosa presencia.

      Lucía

Leave a Reply

Your email address will not be published.