El pensamiento es parte de nuestro ser

El pensamiento es parte de nuestro ser – necesitamos del pensamiento para comprender, analizar, planear, actuar, comunicar, contactar, aclarar, corregir, cambiar.

En mi experiencia, necesito primero comprender a través del pensamiento antes que actuar. No funciono con órdenes o dogmas. Requiero del análisis antes que todo. Una vez que el concepto es comprendido y aceptado, entonces puedo actuar. Es un proceso que toma su tiempo de reflexión.

Cuando medito, como ya he aceptado lo que es la meditación, me es muy fácil dejar a un lado los pensamientos porque sé que me esperan, que los puedo re-tomar y disfrutar.

Hay días que puedo traer los pensamientos muy activos entonces algo que me ayuda es hacer respiraciones muy profundas y repetir muy lentamente las sílabas de mi palabra sagrada. Algo así como MAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA (inhalando) RAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA (exhalando) NAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA (inhalando) y THAAAAAAAAAAAAAAAAAA (exhalado). Esas sílabas largas me calman inmediatamente.

Algo que me ayuda mucho es cambiar el ritmo.

Ejemplos:

1. Inhalo profundamente y exhalo diciendo Ma-ra-na-tha.

2. Inhalo a la vez que digo MA-RA y exhalo diciendo NA-THA.

Cambiar el ritmo me permite poner más atención al proceso – es darle una nota musical diferente.

Muchas veces estoy atenta repitiendo mi palabra sagrada a la vez que los pensamientos andan por ahí – como si estuvieran en un patio de escuela jugando. Se escucha el eco, pero no me engancho. Los acepto como algo natural.

 

Lucía Gayón

 

 

¿Te gusta este escrito? Compártelo con tus amigos – dale click a los íconos de abajo.