En Cristo la vida se vuelve simple

En Cristo, la vida se vuelve simple. La meditación me permite descubrir y estar en un amplio espacio en el que Su Luz lo vuelve todo sagrado. Ilumina y pone en evidencia mi verdadero ser, creado por Dios a Su imagen y semejanza, y siempre el mismo. Van cayendo los ropajes conque lo he revestido, la coraza con la que me relaciono con el mundo, mis carencias psicológicas, indigencia, falta de seguridad, mis sombras, porque la luz disipa lo que es ilusorio. Desde un plano superficial observo que todo esto sigue estando, porque son como programas grabados en mi mente. Pero al ser atravesados por la Luz de Cristo, se vuelven transparentes y dejan ver el fondo de Amor, Paz y Bien que en Dios somos. Puedo observar la vida desde una perspectiva más amplia, y eso me devuelve la inocencia que perdí al complicarlo todo.

Blanca Valloni