Quietud e Inquietud

Es tan propicio este tema hoy para mi…Yo experimento la Paz como un cruzar de líneas entre la “quietud” / “inquietud” de lo que tengo, transito, vivo y la “quietud” de lo que está más allá, del porvenir ya la esperanza . Es sin moverme cruzar esas líneas con la mirada puesta en el camino que mi Padre ha trazado dentro de mí. Me doy cuenta que todo movimiento es ficción, que no hay pasado, presente ni futuro…que no hay norte, sur, este ni oeste…que sólo existe hoy y aquí si estamos habitados por el Padre y a su vez que el nos habita. Es la coexistencia entre lo humano y lo divino. En este mismo momento cuando escribo esta nota, hay tristeza a mi alrededor, me llega, me alcanza; también hay caos, incertidumbre, angustia y sin embargo siento amorosamente la presencia de Dios dando sentido a mi vida, mirándome con una dulzura infinita y en esa dulzura yo le devuelvo la mirada y en esa acción solo puedo decir que hay Paz en mi corazón…la única Paz verdadera…la Paz del infinito Amor. Es solo un instante…que vale toda la vida.

Leomaris Herrera Campoy

¿Te gusta el escrito de Leomaris? Compártelo con tus amigos – dale click a los íconos de abajo.