surealista

Poseemos la mente de Cristo” (Corintios 2:16). Esta frase es una de las frases más extraordinarias de San Pablo en la revelación Cristiana. Como lo dije anteriormente, nosotros los Cristianos, tenemos una falta y es que estamos ciegos y no vemos la riqueza extraordinaria que ya es nuestra, que fue lograda por Cristo para nosotros. Poseemos la mente de Cristo – quien conoce al Padre y quien nos conoce. Es esto lo que cada uno de nosotros está invitado a descubrir por su propia experiencia – que conocemos porque ya somos conocidos; que amamos porque ya somos amados. San Juan lo dice: “En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino que nos amó y envió a su Hijo” (1 Juan 4:10). Todas las grandes verdades son muy sencillas y para conocerlas, debemos hacernos sencillos. Cuando nos sentamos a meditar y comienzas a repetir tu palabra, estás en camino a la sencillez. Estás en camino de encontrar el fundamento donde descansa tu ser. Estás en el camino a la unión con Jesús. Estás en el camino, al Padre.

Estas son las palabras de San Pablo:

“En efecto, ¿quién conoce los pensamientos del ser humano sino su propio espíritu que está en él? Así mismo, nadie conoce los pensamientos de Dios sino el Espíritu de Dios. Nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que procede de Dios, para que entendamos lo que por su gracia él nos ha concedido”.

Dedicamos estas palabras tan maravillosas a Marilú, Gustavo Ramón y a Norma como bienvenida – una bienvenida a iniciar o re-iniciar este camino de interioridad, de auto-conocimiento profundo a la luz de Dios.

Muchas gracias por acompañarnos!

Lucía

Leave a Reply

Your email address will not be published.