meditacion-cristiana-50

En cada meditación la Presencia de Jesús se hace más y más fuerte… en una unificación que recobra vida dentro de nuestro corazón y es allí precisamente donde siempre estuvo…. solamente que a lo largo de nuestra existencia fuimos creando una coraza que nos impedía sentirla y hacerla crecer en la Luz y el Amor de Dios… aunque la conexión sea débil o fuerte, lo importante es que existe y nos da fuerzas de seguir en el camino iniciado ….

Su Margot

Leave a Reply

Your email address will not be published.