Nuestro punto de vista único

Siempre y necesariamente nuestro punto de vista es el único. Por qué? Sencillamente porque es el nuestro. La única manera de cambiar algo, es tenerlo previamente. Cómo renunciar a algo que no poseo? El modo más flexible de acoger la visión “correcta” estará en acomodarnos a la luz de la Meditación.

Dani Roggero

¿Te gustaría iniciar el camino de la meditación cristiana? Explora este sitio web y recibe gratis los escritos de Father John Main en tu correo. Pulsa aquí 

Leave a Reply

Your email address will not be published.