mar

El uso corriente, y la costumbre, hacen que enseguida relacionemos “purificación” con algún sentido moral; en ese sentido, seríamos más puros tanto como nos separásemos de los impuros. Cuando meditamos, nos damos cuenta de que estamos y formamos parte del todo de la creación divina, con sus luces y sombras; entonces, empezamos a percibir la purificación en el sentido de refinar el espíritu haciéndolo más sensible, e integrando todos los aspectos. Como lo expresara Evagrio “Monje es aquel que separado de todos está unido a todos”.

Andrés Ayala

Leave a Reply

Your email address will not be published.