luz

En el Biblia encontramos que la palabra «purificación» tiene un sentido material, cumplir con un ritual, como por ejemplo en Lc 2,22, cuando se cumplió la purificación, según mandaba la Ley de Moisés, fueron a presentar a Jesús al Templo (Jerusalén), hay más textos que también hablan del rito de la purificación, pero siempre está presentada como purificación exterior. En cambio vemos que Jesús siempre se refiere a la purificación interior, a sanar nuestro corazón. Me parece que tal como aparece en el escrito el hecho de estar consciente me va ayudando a ir purificando las partes que tengo heridas. Es un proceso muy lento y que tengo que tener mucha paciencia, porque cada vez que empiezo siempre tengo algo en la cabeza que tengo ir dejándolo pasar como quien ve pasar una nube. Es imposible querer tener resultados inmediatos.

Pilar

Leave a Reply

Your email address will not be published.