Realidad integradora

La realidad, para mí, es la comunión entre Dios, el Creador y la Creación.Esta última es un regalo que Dios nos hace para que participemos de su divina esencia.Lamentablemente, muchas personas que no cultivan su interioridad no pueden llegar a percibirse y a percibir a los demás como manifestaciones o dones de Dios.La única manera de lograrlo es profundizando la interioridad y actualizando diariamente, como se hace en la meditación, la consustanciación permanente entre nuestra esencia más genuina y la persona de Dios.

Alicia Gundín

¿Te gusta el escrito de Alicia? Compártelo con tus amigos dándole click a los íconos de abajo.